Aprendiendo alemán con El Principito

der-kleine-prinz

“Aprender idiomas no se me da” es la excusa que siempre he utilizado después de haber aprendido inglés para no aprender otro idioma. Hago el intento de aprender alemán desde hace 5 años aproximadamente y he ido dando pasos poco a poco pero la verdad es que siempre pongo cualquier excusa para no echarle más ganas. Mudarme a Alemania me ha incentivado a aprender un poco más, aunque la opción de hablar inglés siempre es más fácil, especialmente en el trabajo con tanta gente internacional.

Tengo un profesor de alemán que realmente se convirtió en mi amigo (Heinz), nos podemos juntar solo dos horas por semana en las que hablamos de la vida, cocinamos y tomamos mucho café, auf Deutsch (en alemán). Después de varios meses y finalmente con un grupo de amigos alemanes he llegado a un punto en el que me siento cómodo para tener una conversación informal de temas muy casuales así que he decidido dar el siguiente paso; leer un libro.

Cuando le pregunté a Heinz qué libro me recomendaba para empezar, me dijo nada más y nada menos que Der Kleine Prinz (El Principito). Así que comenzaré esta lectura, que por muy fácil y corta que sea, quizá me tome meses asegurándome de entender el 100%.

Así que después les cuento qué tal me fue.

Bis bald!

Advertisements