Oficialmente sin tarjeta de crédito personal

15556440_10209845377223902_73191367_o

Sí, aun soy parte del sistema, aun tengo mecanismos para compras en línea y aun utilizo muchos servicios bancarios, sin embargo hace algunos años tomé la decisión personal de no tener ninguna deuda, a menos que mi integridad o la de mis seres queridos esté en riesgo y siempre dejando la deuda como la última opción cuando se está entre la espada y la pared.

Hasta hace algunos meses aun solía tener una tarjeta de crédito que no sabía que ya estaba expirada hasta que en mi último viaje en el altiplano de Guatemala quise hacer un pago y no pude. Fue allí cuando pensé “¡tengo que ir al banco a renovar mi tarjeta!” y luego tuve unos segundos de reflexión y llegué a la conclusión que no tenía ningún sentido para mí en este momento. Todo lo que necesito puede ser cubierto con dinero que tengo, y si no me alcanza seguramente no lo necesito de verdad.

Aun encuentro las tarjetas como mecanismo my práctico de pago, pero decidí utilizar tarjeta de débito únicamente. Y aunque una tarjeta de crédito bien utilizada puede no causar ningún daño, prefiero evitar. No sé si en el futuro cambie mi sistema.

En la foto estoy yo en el cráter del volcán extinto Chicabal en el departamento de Quetzaltenango, Guatemala. Tuve un pequeño encuentro con la naturaleza y fue un recordatorio de tratar de vivir de la forma más simple posible, disfrutando la naturaleza y las cosas simples y preocupándome menos por lo material.

Advertisements